Si te gusta el vino, esto te interesa: te cuento mi primera experiencia enológica y cómo elegir la mejor para ti.

¿Eres de los que beben vino pero no tienen ni idea de enología? ¡Ponle remedio! Y que mejor que hacerlo que en la comarca del Priorat, en Tarragona. En el sector central de esta comarca de Cataluña se cultiva la viña. Los vinos aquí producidos tienen la denominación de origen (DOC) Priorat o DOC Montsant. ¿Te animas a sumergirte entre los vinos más apreciados del mundo?


“La enología es la ciencia, técnica y arte de producir vino.”


La vendimia en Devinssi.

¿Cómo elegir tu primera experiencia enológica?

En el Priorat hay muchísimas opciones para adentrarte y conocer la cultura del vino. Está lleno de viñedos y bodegas y cada una ofrece diferentes opciones de visita. Puedes encontrar desde una simple cata de vinos, hasta tours en 4×4 por las viñas. De la misma forma puedes encontrar precios desde 5€ hasta más de 100€.

Según mi experiencia, lo mejor para adentrarte en este mundillo es hacer un tour que incluya los 4 momentos básicos del vino: el cultivo de las uvas en las viñas, la elaboración en el celler, la crianza en la bodega, y por último el momento de probar el producto final: la cata.

Puedes ver el listado de bodegas de esta zona y que experiencias ofrecen haciendo click aquí.  

Vistas del Priorat desde la Ermita de Sant Pau de la Calçada.

Te cuento mi experiencia:

Para nuestro bautizo en el mundo de los vinos elegimos el Celler Devinssi.

Elegimos esta bodega de entre todas las de la lista por varias razones:

○ Su ubicación: Devinssi se encuentra en Gratallops. Esta localidad es dónde empezamos nuestra ruta de dos días por el Priorat. Pronto te compartiré esta ruta en la que podrás descubrir más rincones de la comarca.

Calle de Gratallops.

○ La experiencia: Esta experiencia incluye visita a los viñedos, dónde te explican todo el proceso de cultivo y la vendimia (cosecha). También incluye visita a la bodega, dónde te explican toda la elaboración del vino y puedes ver las barricas de madera donde “envejece”. Finalmente incluye una cata de vinos de su producción.

Uvas recién cosechadas de las viñas de Devinssi.

○ El precio: El precio de toda esta experiencia es de 15€ por persona, tiene una muy buena relación calidad-precio.

Los comentarios: Nunca menos importantes, los comentarios de TripAdvisor son todos muy buenos.

Humilde y familiar, el Celler Devinssi.

Las viñas

Para empezar nuestra visita quedamos en la entrada de Gratallops con Jordi,el encargado de hacernos la visita. Él nos recogió y nos llevó hasta los viñedos dónde se cultivan las uvas de su producción. Nos explicó muy detalladamente todo el proceso, así como los diferentes tipos de viñas, su cuidado, etc… Además tuvimos la suerte de que todavía estaban haciendo la vendimia y pudimos probar las uvas recién cosechadas, ¡deliciosas!

Viñas de Devinssi.

La bodega

Después de disfrutar de los viñedos y de sus increíbles paisajes, nos volvimos a subir al coche de Jordi para volver al pueblo. En Gratallops nos enseñó la pequeña y humilde bodega, donde reposan los vinos de Devinssi.

Bodega de Devinssi.

Después de la bodega nos mostró el “celler”, dónde se hace la prensada de las uvas. Pudimos ver en directo como lo hacían. Nada que ver con lo de pisar las uvas para que salga el vino, pero también tiene su qué.

Prensadora de uvas.

La cata

En la visita pudimos conocer mucho más el proceso del vino y el entorno natural dónde nos encontrábamos, el Priorat. Y para acabar, pudimos degustar una cata de vinos de su producción.

Empezando la cata.

Era nuestra primera cata de vinos, para nada somos unos expertos. Al principio no entendíamos nada: que si la lágrima, que si el olor a higos y frutos secos… ¿Cómo? Gracias las explicaciones de Jordi y a los diferentes vinos que nos pusieron encima de la mesa, ahora podemos diferenciar los vinos un poco más allá del blanco, el tinto y el rosado del que no salíamos. Pero lo mejor de todo es el buen rato de risas que pasamos.

Los vinos de la cata.

Sin duda la visita mereció la pena. Después de visitar esta bodega pequeña y familiar dónde nos sentimos tan cómodos, nos entraron más ganas de seguir indagando en este mundillo.


En conclusión, te súper recomiendo hacer enoturismo por la comarca del Priorat y, sin duda, una visita al Celler de Devinssi.