Chauen, Xauen o Chefchaouen es una ciudad situada al noroeste de Marruecos, a los pies de las montañas de Rif. Es conocida como la Perla Azul, debido a que toda su medina está pintada de este color. Esa característica le convierte en un lugar con un encanto muy pintoresco y especial. Perderse por sus calles es un placer. Cada rincón de su medina es más bonito que el anterior. Sin duda, un destino imperdible si viajas a este país.


A continuación te presento una guía básica en la que encontrarás:

  1. Cómo llegar a Chefchaouen
  2. Dónde comer (bueno, bonito y barato)
  3. Dónde dormir

Rincón de la medina de Chauen


Cómo llegar a Chefchaouen:

A Chefchaouen puedes llegar desde varias ciudades de Marruecos. Las más cercanas con aeropuerto son Rabat, Fez o Tánger. Así que si no estás en Marruecos ¡sólo tienes que ver hacia cuál de estas ciudades encuentras vuelos más baratos!

Una vez en Marruecos, podrás llegar a Chefchaouen en Bus o en Taxi.

En bus:

La compañía de buses por excelencia en Marruecos se llama CTM. Puedes ver todos los horarios en su web y hasta comprar los tickets online. Eso sí, tienes que comprarlos antes de 72h del viaje si vas a pagar con una tarjeta internacional.

Desde Fez son 4 horas de trayecto hasta Chauen. El billete cuesta 125 Dirhams por persona (sin incluir el equipaje, que son 5 Dirhams más por maleta o mochila).

Una vez en la CTM de Chefchaouen, puedes tomar un taxi por 20 Dh para que te lleve a la medina. La estación está relativamente cerca de la medina, así que también puedes hacer este trayecto andando. ¡Según el sol que pegue y lo cargado que vayas!

El lugar más cercano al centro de la medina al que pueden acceder los coches es frente al Hotel Parador. Una vez ahí, no te quedará otra que andar hasta tu alojamiento.

Camino de Fez a Chefchaouen.

En taxi:

En Marruecos existe el Petit Taxi y el Gran Taxi. Los Petit taxis son los que se mueven por dentro de una misma ciudad, los urbanos. Mientras que los Grand taxis son los que hacen los trayectos de una ciudad a otra, los interurbanos.

Para llegar a Chefchaouen desde otra ciudad marroquí tienes que coger un Grand Taxi. No te olvides de negociar el coste del viaje con el conductor antes de la partida.


Mi experiencia:

Al viajar un viernes, día en que muchos marroquíes tienen fiesta, me encontré con que se habían acabado todos los tickets del bus. De Fez a Chefchaouen sólo hay un trayecto al día. Así que decidí compartir un Grand taxi con mi acompañante y tres chicas francesas que también querían ir ese día para allá. El taxi lo negociamos des del Riad por 1000Dirhams a pagar entre los cinco, 200dh por persona.

Nos costó un poco más caro que el bus pero debo decir que fue un verdadero lujo hacer ese trayecto de 4 horas en taxi: mucho más cómodo y personalizado. El taxista nos permitió hacer todas las paradas que necesitáramos y hasta nos enseñó un mirador increíble del lago Sidi Chahed. Además nos estuvo contando muchas curiosidades de su cultura y nos dió tips para Chefchaouen, ciudad que conocía muy bien.

Lago Sidi Chahed, Marruecos.


Dónde comer (bueno, bonito y barato):

Hay cuatro restaurantes muy turísticos en la plaza principal de la medina de Checfhaouen, por lo tanto, son restaurantes más caros (a precio de turista) y no por eso de mejor calidad.

Te recomiendo un lugar un poco más escondido per muy cerca de esta plaza dónde comimos súper bien y mucho más económico:

El nombre del restaurante es Bab SSour. Nos encantó porqué ponían platos muy generosos, muy tradicionales, muy buenos y ¡muy baratos! Pedimos un cuscús buenísimo por 40Dh y una ensalada marroquí por 25dh. Para beber tomamos zumos naturales de naranja y mango y de postre una pastita típica marroquí. En total nos gastamos entre los dos 95Dh (menos de 10€) y salimos súper llenos y contentos.

Cuscús con tajine de verduras de Bab Ssour.

Este restaurante tiene un hermano gemelo en otro rincón de la medina de Chefchaouen que se llama Lala Mesouda, es del mismo dueño y tiene literalmente la misma carta y la misma calidad en la comida.

Para cenar, o si te apetece comer algo más ligero, te recomiendo que vayas al Snack Snokri. Está situado justo detrás del Castillo de Al Kabbsa. Probé más Snacks en la medina de Chefchaouen pero este fue el que más me gustó. Además estaba abierto hasta las dos de la madrugada. Hacen unos unos bocadillos súper completos acompañados de una ración de patatas fritas caseras para chuparse los dedos por 15 Dh (1,5€ aprox.)

Luciendo tattoo de henna en la terraza de Snack Snokri.


Dónde dormir:

Sin duda si visitas Chefchaouen tienes que alojarte dentro de su medina, que es donde está todo el encanto de la ciudad. Tienes varias opciones para hospedarte, para todos los gustos y bolsillos.

Si buscas un alojamiento económico, sencillo, con habitaciones amplias y baño compartido te recomiendo el hotel donde nos alojamos: el Riad Al Kassaba.

Está muy bien situado en medio de la medina y de todo el ambientillo que hay tanto de día como de noche. Tiene una terraza con vistas al Castillo de Al Kabbsa y a su plaza. La noche con desayuno típico incluido te sale por 99Dh la noche, unos 10€ aprox.

Al Kabssa desde la terraza del Riad Al Kassaba

Si buscas algo más top, te recomiendo el Hotel Parador **** al que fuimos a tomarnos una cervecita ya que es uno de los pocos lugares donde se puede beber cerveza dentro de la medina. Eso sí, a casi tres euros el botellín. Además tiene una piscina con unas vistas geniales en la que te puedes bañar aunque no seas huésped por  100Dh.

Terraza con vistas del Hotel Parador de Chefchaouen.


Sin duda, la Perla Azul no deja indiferente a nadie. Ahora que ya tienes esta guía básica, no te pierdas estos 10 tips para viajar a Marruecos!

Espero que te haya servido la info y, sobretodo, que disfrutes de este precioso rincón marroquí. 

¡Hasta la próxima!