El primer rincón que te quiero enseñar de Barcelona es uno de los más románticos de la ciudad. Un mural que ha pasado desapercibido durante mucho tiempo, pero con un gran valor sentimental.

El mundo nace en cada beso o “El món neix en cada besada”, es un fotomosaico que podrás encontrar en la plaza Isidre Nonell, en el barrio gótico, muy cerca de la Catedral de Barcelona.

Es una obra del fotógrafo Joan Fontcuberta, junto con el ceramista Antoni Cumella, del 2014.

Está compuesto por 4000 fotografías enviadas por lectores de un periódico catalán en conmemoración al tricentenario de la derrota catalana en la Guerra de Sucesión Española el 11 de setiembre de 1714. El tema requerido para las fotos era: ¡MOMENTOS DE LIBERTAD!

Junto al fotomosaico encontrareis una placa en la que se puede leer la siguiente frase de Oliver Wendell Holmes:

El ruido de un beso no es tan ensordecedor como el de un cañón, pero su eco es más duradero.

¿No os parece muy romántico, a la vez que reivindicativo? Para mí es, sin duda, una visita que no os podéis perder si pasáis por el barrio Gótico. Además, en la misma plaza hay una terracita genial para tomaros algo.

Y si quieres descubrir más rincones de Barcelona, ¡no dudes en echarle un ojo a la lista en construcción de conocer 101 rincones de Barcelona.